reinadecapitada Miércoles, 30 noviembre 2016

¿Y qué rayos significa “género”, ah?

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada

a86499b936285c32b5f667f72c4f4460

Esta palabra les saca ronchas a los amigos de AciPrensa, pero también es solo parcialmente conocida para mucha gente, al punto que una campaña de desinformación genera miedos y temores inncesarios.

Entonces vamos a las fuentes.

La OMS en su página oficial indica esto:

El género se refiere a los conceptos sociales de las funciones, comportamientos, actividades y atributos que cada sociedad considera apropiados para los hombres y las mujeres. Las diferentes funciones y comportamientos pueden generar desigualdades de género, es decir, diferencias entre los hombres y las mujeres que favorecen sistemáticamente a uno de los dos grupos.

Si alguien encuentra la parte que dice que ser homosexual es fabuloso e incluye letras de Madonna o posters de RuPaul, me avisa.

Antecedentes

El término “género” lo empezó a utilizar a finales de los cincuenta un psicólogo estadounidense, John Money. Cuando Money empezó a estudiar el hermafroditismo (es decir, la presencia de genitales masculinos y femeninos en un mismo cuerpo) concluyó que la genitalidad no era determinante en los comportamientos tradicionalmente conocidos como femeninos o masculinos. Es decir, que ser delicado, intuitivo, racional, saber cocinar, reparar autos, usar pantalón o jugar a las muñecas no son atributos innatos de un sexo u otro. Y si le damos la vuelta, saber cocinar, reparar autos, usar pantalón o jugar a las muñecas no te “vuelven” homosexual o heterosexual.

http://www.ciudadredonda.org/

Según el malvado y diabólico enfoque de género el cuidado directo de los hijos no es exclusivo de un solo sexo.  (Imagen: www.ciudadredonda.org)

En la primera mitad del siglo XX, la legendaria Simone de Beauvoir, influenciada por el existencialismo, concluía que la situación de la mujer estaba determinada más por factores sociales que por su biología. Es decir, que siendo capaz de pensar, de crear y de liderar, seguía relegada por imposiciones sociales al ámbito hogareño. Luego este tipo de pensamiento influyó en las ciencias sociales que denominaron enfoque de género a los atributos culturales, aproximadamente por los años setenta.

El enfoque de género describe y analiza las atribuciones culturales según el sexo. Les llama atribuciones o construcciones sociales porque, efectivamente, no necesariamente se repiten en todas las sociedades y no son innatas ni determinantes. Ser mujer no te hace más delicada o emocional o maternal. Este enfoque critica la visión cerrada que divide estrictamente el mundo en masculino y femenino.

 

¿Por qué es necesario que haya un enfoque de género en la educación?

Porque muchos de los estereotipos y prejuicios dañinos vienen de la división sexual de los roles.

  • Las mujeres son asesinadas y violentadas por “no hacerse respetar”, es decir por no comportarse de acuerdo a su rol, por ser una “perra”, por ser “fácil”, por ser “machona” y todos los adjetivos denigrantes que se nos puedan ocurrir.
  • Porque a las mujeres no se nos considera capaces para ejercer cargos de autoridad o para la ciencia o para cualquier trabajo donde predomine la presencia masculina.
  • Los varones que no cumplen el estereotipo del macho pueden ser víctima de bullying solo por no querer jugar fútbol o ser femeninos o simplemente no encajar en el patrón. Y esta violencia puede darse tanto en la escuela como en la casa.
  • Porque hacer ciertas labores se considera propio de homosexuales o causantes de homosexualidad, lo que puede truncar vocaciones y vidas.
  • Porque muchos varones pueden sufrir de depresión e inseguridades por no ser considerados lo “suficientemente hombres”.
  • Porque vivir libremente la orientación sexual no es posible cuando todos los estereotipos negativos son promovidos en espacios como la casa y la escuela. Muchas personas sienten que son sucias o malas o perversas solo porque así se lo han repetido al infinito.

A la escuela le toca prevenir y reparar esto.

Y esto no se llama ideología, sino enfoque. Repeat after me: enfoque. De nuevo: enfoque. Otra vez: enfoque.

¿Y por qué no se llama ideología?

En masticadito.Texto de Nani Pease. Diseño de Carlos Zúñiga.

En masticadito. Texto de Nani Pease. Diseño de Carlos Zúñiga.

 

Al enfoque de género los conservadores de derecha le llaman “ideología” para evocar al viejo cuco del comunismo. Después de la Guerra Fría, el nuevo dolor de cabeza de los reaccionarios son los asuntos sexuales.

Una ideología no es una teoría sobre un solo aspecto, sino una forma de entender e interpretar el mundo. Esto no es problemático de por sí,  pero cuando las ideologías son totalitarias, llegan a prescribir el comportamiento o modo de vida. Sí, tal cual hacen las doctrinas religiosas, que son más cercanas a la noción de ideología que  el enfoque de género, ya que no admiten más que papeles determinantes para hombres y mujeres, como si negando la realidad dejara de existir. Las ideologías que intentan encerrar la realidad en un recuadro, que no reconocen la diferencia, siempre son las más peligrosas. 

Lo que el enfoque de género hace, más bien, es llamar al respeto y la igualdad, a erradicar estereotipos.  A lo único que nos van a obligar es a no hacerle daño al prójimo.

 

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada