reinadecapitada Lunes, 13 junio 2016

Diga HOMOFOBIA, señor presidente

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada

Si un tipo como Omar Mateen se toma el trabajo de comprar armas y entrar a una discoteca gay a dispararles a cincuenta personas (chicos y chicas de origen latino) y dejar heridas a otro tanto, este hecho es homofobia.

 “Vio a dos hombres besándose delante de su esposa y su hijo y se enfadó mucho”, dijo. “Estamos pidiendo perdón por el incidente. No éramos conscientes de que estuviese planteando ningún tipo de acción. Estamos en estado deshock al igual que todo el país”, añadió el padre del asesino. (Tomado de El País)

Imagen: independent.co.uk

Imagen: independent.co.uk

Omar Mateen era ciudadano estadounidense, se crió, aparentemente, con los mismos valores que los demás estadounidenses, en la misma sociedad que los demás estadounidenses, con las mismas taras que permiten la existencia de la Westboro Baptist Church, que se especializa en aparecer en funerales de personas LGTBI para reafirmar que se irán al infierno.

Integrantes de la Iglesia de Westboro con carteles que dicen "Dios odia a los gays" y "Dios odia USA". Foto: Wikipedia

Integrantes de la Iglesia de Westboro con carteles que dicen “Dios odia a los gays” y “Dios odia USA”. Foto: Wikipedia

Pero en Perú también tenemos a gente que odia en nombre de su dios, eso también es homofobia:

Foto: captura de Youtube

Foto: captura de Youtube

En Trujillo asesinaron a balazos a una niña trans de catorce años cuando estaba con sus amigos. Este crimen es homofobia. Hasta Unicef se pronunció por el asesinato de la niña trans.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Si existe gente como Heber Quispe Gonzales, o como la que hace este tipo de comentaristasel problema es la homofobia

Captura propia

Captura propia

Lo que se espera de un gobierno es que proteja la integridad  de sus ciudadanos, de todos sus ciudadanos, sin distinción de ningún tipo. Pero a pesar de los crímenes de odio homofóbico que pueden llegar al medio centenar en solo un año, desde el 2011 el Congreso de la República se ha negado a aprobar una Ley contra los crímenes de odio que proteja específicamente a la población LGTB.

El presidente en funciones y el presidente electo se pronunciaron sobre el atentado de Orlando. Sus tuits fueron casi calcados.

Captura de Twitter

Captura de Twitter

Captura propia

Captura de Twitter

Preocupa que el presidente entrante y el presidente saliente se anden con medias tintas en cuando a este tipo de crímenes. En primer lugar porque, como representantes del estado les corresponde tomar medidas contra una de las taras más grandes de nuestra sociedad. En segundo lugar, porque no deberían esperar que este tipo de crímenes suceda afuera. Ollanta Humala, como presidente de la República no ha tenido ningún tuit condenatorio contra los crímenes de odio en el Perú, ni siquiera en fechas conmemorativas como el 31 de mayo, Día Nacional de Lucha Contra la Violencia y los Crímenes de Odio. Y en el caso de PPK, esperamos que sus congresistas se pronuncien sobre la ley mencionada, además de la promesa de palabra sobre el matrimonio igualitario.

Y en tercer lugar porque es irresponsable hablar de terrorismo, cuando ni siquiera las autoridades de USA tienen certezas al respecto. Sobre todo porque alimenta la agenda xenófoba de Donald Trump y los sectores más conservadores y fascistas de USA, que deben estar debatiéndose entre odiar a Mateen por tener origen afgano o alegrarse por la muerte de latinos LGTB.

Dígalo claro, señor Humala. Dígalo con todas sus letras, señor Kuczynski. La homofobia es un problema tan grave como el machismo y el racismo. No es un asunto de opiniones, ni de posturas polémicas. El problema principal es la homofobia. El terrorismo se alimenta del odio, sí, pero al final el terrorismo es un método no una causa. El terrorista odia por diversas razones. Y no se necesita estar afiliado a ningún grupo terrorista para matar homosexuales, lesbianas, trans. Si los discursos homofóbicos siguen lanzándose desde las iglesias, los medios y hasta el Congreso entonces de nada sirve lamentarse por el odio cuando lo naturalizamos todos los días y nuestras autoridades no hacen mucho al respecto. Lamentablemente, odiar es demasiado fácil.

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada