denuncia , discriminación , libertades , noticias , politica , reinadecapitada , sociedad , violencia Domingo, 8 mayo 2016

3 motivos para detestar al congresista Juan Carlos Eguren (y a su mancha) en el Día de la Madre

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada
Mujeres y el nuevo proyecto de Código Penal descripción gráfica. Foto: La República

Mujeres y el nuevo proyecto de Código Penal, descripción gráfica.
Foto: La República

La propuesta del Nuevo Código Penal les dice a las mujeres que valen menos que una cartera

La noticia más resaltante en este fin de semana ha sido la propuesta de nuevo Código Penal que el Congreso discutirá este jueves. Dejando los eufemismos a un lado, diremos simplemente que el nuevo código es un desastre por donde se le mire. Por ejemplo, propone que la pena por sicariato sea mayor que la pena por genocidio. Es decir, un joven sicario de dieciocho años cumplirá más años de cárcel que un líder (terrorista, político, o del ámbito que sea) autor intelectual del asesinato sistemático de colectivos humanos.

Pero, además, como si no fuera poco, este nuevo código también propone penar el aborto en caso de violación con trabajo comunitario, de 10 a 50 jornadas. O sea, no basta con que hayas sido agredida sexualmente, no basta con que te hayan forzado a tener relaciones sexuales contra tu voluntad (¿”sin tu voluntad”?). En caso de salir embarazada, también seguirás obligada a tener un hijo contra tu voluntad.

Tomando en cuenta la precariedad del sistema judicial peruano, la mujer involucrada como víctima de violación deberá afrontar dos procesos: el que seguirá contra su violador, en caso de que tenga la suerte de que su denuncia sea aceptada o en el que caso de que pueda sobreponerse y animarse a denunciar. El otro proceso se lo impondrán a ella.

Unos tres años en promedio entre trámites y audiencias. Pero como, obvio, todos sabemos que el aborto es penado, la mayoría de las mujeres que no quieran tener el hijo o hija de una violación abortarán en la clandestinidad, con los consiguientes riesgos sanitarios y las posibilidades de nuevas agresiones sexuales. Todo esto por abortar contra la voluntad de los varones legisladores que jamás saldrían embarazados en sus vidas.

Pero nos estamos adelantando un poco.

El nuevo Código Penal te va a hacer la vida difícil desde mucho antes si eres mujer o niña.

1.Abandono de niños y animales domésticos

Con el nuevo código, abandonar un animal doméstico tiene una pena de 4 años mientras que abandonar a un niño tiene una pena de 3 años. Si eres niño o niña y te abandonan, mejor ruega por convertirte en gatito.

2. Prostitución infantil y violencia contra menores

La ministra Marcela Huaita ha protestado contra el despropósito de llamar “prostitución infantil” a lo que debería llamarse “explotación sexual infantil”. Peor, el nuevo código propone aumentar la pena por explotación solo si las víctimas son menores de 14 años. No sé si se han dado cuenta de que emplear abiertamente a adolescentes en la prostitución es más socialmente aceptado que emplear a niños. Si te prostituyen, niña, ruega que sea antes de los catorce.

3. Acosos y denuncias

Si llegas a la adultez y no te han abandonado o te han obligado a prostituirte, entonces puedes andar libre por las calles. No, espera, ni tanto, porque si te acosan, el código propone que deba haber testigos para aceptar tu denuncia por acoso. Procura siempre salir acompañada porque a ti sola no te van a creer.

Además, si te violan, mejor di que te han querido robar. El código pena con más severidad el robo agravado que la violación.

Y si te sucede todo esto, mejor no seas lesbiana, gay o bisexual o trans, que el código no incluye la orientación sexual como categoría protegida.

Y denunciar todo esto también será inútil. Si a la autoridad no le da la gana atenderte, o te dice que no puede recibir tu denuncia porque le falta papel o que no tiene gasolina para ir a detener a tu agresor o te dice que simplemente te buscaste el acoso o que algo habrás hecho para merecer el golpe de tu marido, dará igual, el código pretende pasar por alto la tipificación como delito de la mala atención a las víctimas de violencia.

En resumen

El nuevo Código Penal nos dice que somos más afortunadas si en vez de mujeres o niñas somos perritos, gatitos, carteras o cosas. Una cartera tiene más dignidad que una mujer violada. Un niño abandonado vale menos que el gatito. El nuevo Código Penal y sus legisladores nos están diciendo a las mujeres que estamos jodidas por ser mujeres salvo que nos comportemos como ellos dicen que debemos comportarnos.

Adivinen quién preside la Comisión de Justicia del Congreso y nos está dejando esto como regalo de despedida:

Por qué no me sorprende. Foto vía: RPP

Por qué no me sorprende.
Foto vía: RPP

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada