discriminación , libertades , periodismo , reinadecapitada , sociedad , violencia Jueves, 10 marzo 2016

Esta es la “recomendación” absurda e indignante que el diario Karibeña le hace a las mujeres

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada

Entre las conmemoraciones del Día Internacional de la Mujer, a los amigos del diario Karibeña se les ocurrió publicar el mismo 8 de marzo esta serie de “Consejos prácticos (sic) para evitar una violación”. La voz de alerta la dio Romy García Orbegoso, usuaria de Facebook que colgó en su cuenta esta foto de la página interior de la edición del 8 de marzo del diario Karibeña.

Aquí una imagen más detallada del artículo, tomada de la edición digital del diario.

¿?¡??¡???!!11 Imagen: Karibeña

¿?¡??¡???!!11
Imagen: Karibeña

Lo que se lee en el texto es que las recomendaciones se basan en supuestas entrevistas a un grupo de violadores (no dicen dónde ni cuándo se hicieron estas entrevistas ni quiénes publicaron el resultado), y se centran en advertirnos a las mujeres que determinados tipos de peinados y vestimenta nos convierten en víctimas potenciales. Además nos dicen que estos consejos podrían salvarnos cuando estemos en la calle de camino a nuestras casas, al salir del trabajo o camino al centro de estudios.

Pues resulta que estos consejos son un bulo

¿Cuál es la fuente de esta nota? Cuando la leí me sonó familiar, sobre todo por la recomendación de gritar “fuego”. Entonces recordé que leí estos “consejos” por primera vez, hace años, en una revista Cosmopolitan de finales de los ochenta. Y es que, si buscamos un poco más exhaustivamente, veremos que las supuestas recomendaciones basadas en una especie de focus group a presos son nada más y nada menos que un bulo que circula en publicaciones y redes hace ya varias décadas, cuyos consejos tienen tanto sustento como la recomendación infundada de beber ocho vasos de agua al día, pero que circularon también por décadas sin base científica real. Es decir, la nota es un viejo copypaste de un tema delicado sobre el que, aparentemente, nadie se tomó la molestia de profundizar.

¿Qué es un bulo?

Generalmente una noticia o datos falsos, un hoax, escrito de forma sensacionalista y alarmista con el objetivo de que se viralice. Y estos consejos tienen esas características, además de la principal: no consignan fuente o que se mencione vagamente.

Pueden encontrar el mismo texto en varias páginas con una búsqueda rápida en Internet y verán que no se diferencian mucho del texto de Karibeña: por ejemplo, este, publicado, cómo no, en un foro, que tampoco alude a fuente alguna, y que repite los consejos del peinado, gritar ‘fuego’ o preguntar la hora.

Ahora veamos algunos de los consejos del diario:

  • La primera cosa que los violadores observan en una víctima es el peinado. Es más probable que ellos ataquen una mujer con peinado tipo cola de caballo” (sic)

¿En serio, amigos? ¿No hay estadísticas suficientes sobre violencia sexual en el Perú y el mundo para que sigamos con el mito de que es el aspecto lo que incita a los violadores? Ningún estudio serio menciona la ropa de las víctimas porque, adivinen qué, LA ROPA NO ES UN FACTOR RELEVANTE PARA COMETER UNA VIOLACIÓN.

  • [..] ponemos en su conocimiento algunos útiles consejos que podrían salvarla de una violación sexual mientras está en la calle camino a su casa, a la salida de su trabajo o cuando se dirige a su centro de estudios” (sic)

El otro mito grave es que la calle es el espacio principal para cometer violaciones. Según este estudio de Jaris Mujica, la mayoría de víctimas de violación en el Perú han sido (y siguen siendo) menores de edad, y la violación ocurre en espacios familiares como la casa, el colegio, etc.

Cuando se trata de mujeres adultas, una violación puede ocurrir tanto en la calle, las casas, el trabajo o los centros de estudios. En Estados Unidos, por ejemplo, hay campañas de concientización contra los ataques sexuales en los campus universitarios, donde la violencia es ejercida no por extraños sino por los mismos estudiantes universitarios. Y en todo el mundo, muchas violaciones son cometidas dentro de la misma vivienda por la pareja de la víctima, lo cual ha sido problemático pues los legisladores no consideraban que un marido pueda violar a su esposa dado que el vínculo matrimonial le daba derechos sobre el cuerpo de ella.

Amigos de Karibeña, dense cuenta

Mal enfoque, cero investigación, rigurosidad invisible en Karibeña. Foto: La República

Mal enfoque, cero investigación, rigurosidad invisible en Karibeña.
Foto: La República

Lo que los consejos publicados en el diario Karibeña arrastran es el viejo mito de que la violación es un acto que cometen solo extraños que atacan en circunstancias especiales. Lamentablemente no es así. Un gran número de violaciones son cometidas por allegados o parientes de las víctimas en contextos que suelen ser considerados seguros, como la casa, la escuela, la universidad, el ambiente de trabajo, las fiestas.

Lo más grave es que trasladan toda la responsabilidad a las mujeres, encasillando a la víctima en una serie de características únicas, de este modo, supuestamente solo un tipo de mujeres es vulnerable de ser atacada por su largo de cabello, su tipo de la ropa, su actitud, etc. Este tipo de recomendaciones se parecen mucho a los mitos sobre el acoso callejero que culpan a la vestimenta de ocasionar las agresiones y que tampoco tienen sustento pero han calado en el imaginario social.

Amigos de Karibeña, en Perú hay varias organizaciones que luchan contra la violencia de género, nada costaba entrar a mirar sus webs o cuentas de Facebook y pedir información para una nota. En un tema tan delicado como este no se puede solo guglear y confiar en los primeros resultados que aparezcan, y mucho menos recomendarnos a las mujeres a permanecer en estado de alerta permanente como mejor opción.

Ningún factor que una mujer tome en cuenta, lamentablemente, va a impedir una violación si seguimos centrándonos en el aspecto de las víctimas. Lo que se conmemora cada 8 de marzo es la lucha de las mujeres para que nuestros derechos sean respetados, y eso incluye luchar contra la cultura de la violación que sigue señalándonos como las principales responsables de la violencia que nos afecta.

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada