reinadecapitada Domingo, 29 noviembre 2015

Evo, la prensa y la homofobia

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada
trans1

Foto: AFP

Una de las cosas que más me molestan en la vida suele ser la gente que sale con discursos del tipo “yo no soy homofóbico pero…”. Es una frase que usualmente suele estar acompañado de “tengo muchos amigos gays y los respeto”, y alusiones por el estilo. Suele venir de gente que se dice nuestra aliada pero en realidad es el comodín que utilizan para sentirse modernos y superados. Huevonaaa, yo  era fan de Will & Grace.

Algo similar sucede con los medios de comunicación. El tratamiento de estos sobre los temas que atañen a la comunidad LGTBI suele estar entre lo políticamente incorrecto y la ignorancia de las cuestiones más básicas. Usualmente, por ejemplo, no distinguen entre los conceptos de “gay”, “travesti” y “transexual”. Los bisexuales casi no existen. Las drag queens aparecen de vez en cuando. Pese a que hay algunos esfuerzos aislados por parte de periodistas aliados o LGTBI, la prensa peruana suele caer en los mismos errores cuando se refiere a la comunidad o sus problemas: si una persona tiene VIH, se confiesa, los crímenes de odio suelen ser denominados como crímenes pasionales, etc.

manual

Foto: vía Clases de Periodismo

(Si son estudiantes de periodismo y les interesa cambiar el asunto, hay varios manuales  en línea sobre el tema).

Pero también existe otra costumbre singular de los medios peruanos. No solo se trata del tratamiento formal de la noticia sino de qué se quiere transmitir al presentarla, más allá del hecho en sí. Imagino que los amigos periodistas saben bastante al respecto. Si no te queda claro, me refiero a que la noticia se ajuste a la línea editorial de un medio. No es lo mismo, digamos, leer sobre la despenalización del aborto en Diario16 que El Comercio o que en Aciprensa. En unos casos la posición será de apoyo total. En otros, habrá opiniones divididas. Los amigos de Aciprensa invocarán a los cruzados.

Todo esto viene a raíz de esta noticia que apareció en redes, pero en casi ningún medio nacional. Las personas trans suelen ser las que están más expuestas a la discriminación y los crímenes de odio. Esta medida del ministerio boliviano está pensada para una población históricamente vulnerada en sus derechos más elementales, como la identidad y la vida. Lo curioso es que en la mayoría de países donde se ha aprobado el matrimonio igualitario o la unión civil, la población trans ha recibido leyes que la dignifiquen después de este triunfo histórico, rara vez antes.

evo

Foto: noticiascaracol.com

Evo Morales, actual presidente de Bolivia, no es un gobernante que se caracterice por su discurso progresista. Hace poco le preguntó a su ministra de Salud si acaso no era lesbiana en alusión a su soltería. Evo suele meter la pata en asuntos lgtbi o de género, como la popular afirmación sobre el pollo como causa de homosexualidad. Los colectivos LGTB del país siempre le llaman la atención al respecto.

En Perú estamos muy atentos a lo que diga Morales. Nunca falta una nota en diarios como el Comercio, Correo o La República, por ejemplo, para que sus lectores se despachen exhaustivamente contra él, todos, incluidos los homofóbicos, que entre los comentaristas de los diarios peruanos suelen ser mayoría. Imagino que está bien que un medio haga hincapié en que este tipo de afirmaciones son ofensivas para todos los grupos humanos nombrados en el chiste.

comercio

Medios como El Comercio no le dan importancia a este tipo de noticias. Foto: Captura El Comercio

Pero cuando hay algo más que palabras torpes, como en la noticia presentada más arriba. Cuando hay un medida significativa impulsada por el propio gobierno de Evo, en este caso su Ministerio de Justicia, ciertos diarios nacionales no cubren la noticia. Busquen por ejemplo en El Comercio  y verán que no hay ninguna nota al respecto. Caso curioso, porque el diario Correo, que suele estar un poco más a la derecha que El Comercio, sí ha posteado al respecto.

Queda la sensación de que a los medios peruanos no los mueve, pues, el afán de denostar la transfobia o la homofobia, sino mantener ciertas posiciones ideológicas férreamente, como destacar la imagen de Bolivia como un país más atrasado que Perú, cuando al leer esta noticia se demuestra lo contrario, al menos en materia de derechos ciudadanos. Acá no pasó la Unión Civil en primera votación. Allá el mismo gobierno impulsa una norma a favor de las personas más vulnerables del colectivo LGTBI. Y no solo eso, la imagen de la ministra ocupando un cargo importante en el gabinete contrasta con la imagen que nuestra televisión le daría a una mujer con vestimentas que no sean el traje sastre.

Imagino que podemos discutir sobre las políticas económicas de Bolivia, o sobre las relaciones internacionales de Evo Morales, y estaremos de acuerdo o quizás no, pero ese es tema aparte. El punto es qué tanto el apoyo a una comunidad interfiere tanto con una línea editorial de derecha o de izquierda. ¿Por qué un diario se apresura a informarnos de una noticia positiva sobre la comunidad LGTBI si viene de Estados Unidos que si viene de un país cercano como Bolivia? ¿Por qué calla en este segundo caso? Se supone que los sectores liberales en el Perú apoyan la lucha por la igualdad de derechos civiles en el caso LGTBI. Pero cuando uno lee sus medios y suceden estas cosas, siento que en el fondo me están diciendo “No soy homofóbico pero… pero es Bolivia pues, hay que darles con palo siempre”. Se les desvanece la modernidad cuando hacen esta clase de distinciones.

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada