reinadecapitada Domingo, 30 noviembre 2014

Todos los que critican a Chespirito después de su muerte deberían recordar estos capítulos

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada

chespirito2

Shakespeare escribió una obra misógina y machista como La fierecilla domada. Es también autor de un texto antisemita como El mercader de Venecia. Las mujeres en sus obras no tienen un papel muy relevante o favorable al género (nunca sabemos si Gertrudis de verdad ama a Cláudio o fue su cómplice en el asesinato del padre de Hamlet). Aun así sigue siendo uno de los más grandes dramaturgos de la historia. No precisamente por esos temas sino a pesar de esos temas.

La historia de la literatura y el arte en general está plagada de gente a la que no invitarías a tomar chelas: racistas, fachos, delincuentes y todos los crímenes que se te puedan ocurrir. Pero eso no es lo que recordamos de ellos sino lo bueno que le dieron a la humanidad. Esto tampoco significa que la admiración sea una carta blanca. Vivimos en épocas felizmente más lúcidas sobre los derechos civiles (aunque nos falte muchísimo por recorrer) y podemos reconocer qué elementos dañinos subyacen en los discursos más bellos. Reconocerlos y condenarlos. La admiración no es un cheque en blanco, ya lo dije, pero humanos somos y si nos ponemos en el plan de hacer exigencias morales para cada creador, nos quedamos sin bagaje cultural.

Comprendo la preocupación de mis amigos activistas por estos temas y saludo que llamen siempre al pensamiento crítico para que la admiración no deje de lado los temas importantes. Después de todo es innegable la influencia de los grandes autores en el pensamiento moderno. Y a pesar de lo mucho que quise a Chespirito, en el hipotético caso de que yo fuera mexicana y él se hubiese presentado a un cargo público, yo no hubiera votado por él, por conservador, por haber apoyado a los gobiernos más reaccionarios, pero no puedo dejar de admirar su obra y su ingenio, pese a que mucha de su ideología se filtre en ella (como en toda obra ¿hay obra sin ideología acaso?). Creo que la utilidad de las críticas sobre su peor lado  es determinar que las cosas no son blancas o negras, simplemente son lo que son con todos sus matices. Uno puede admirar a alguien y a la vez rechazar su peor lado. Es perfectamente posible, y es la ecuanimidad que deberíamos cultivar. No me compro el lío de los otros, los que hacen de la moral y las buenas costumbres su pedestal desde el cual juzgan el mundo todo el tiempo. Y digo pedestal porque se construyen a sí mismos una estatua a partir de sus discursos edificantes. Pero en fin, yo hablaba de la polémica que se ha armado por el fallecimiento del Shakespeare chiquito, Chespirito.

¡Tenía que ser el panista del 8!

Roberto-Gomez-Bolaños-como-chavo-2

Sí, estaba en contra del derecho a la interrupción del embarazo. Sí, hizo campaña a favor del PAN. Sí, todas las secuencias de El Chavo del 8 eran una apología al castigo físico contra los niños, la burla contra las mujeres solteras o ancianas, el aspecto físico o la situación económica. Todo eso y seguramente más. Pero vamos, no se puede juzgar con parámetros éticos del siglo XXI a un hombre que nació en la primera mitad del siglo XX, en un contexto fuertemente conservador.  Y sin embargo, como no todo es blanco o negro en esta vida Chespirito en varios puntos pudo trascender su propio conservadurismo, o hacer feroces críticas contra el sistema.

 

El pasado de Marujita

Hace unos tres años, un usuario de Twitter le preguntó a Chespirito lo que muchos sospechaban: que Marujita era una “mujer de la vida alegre”, como diría mi abuela, o sea una prostituta, una trabajadora sexual.

chespirito marujita

Y no solo eso, el tratamiento del tema es tan delicado que Marujita termina siendo un personaje muy pícaro y a la vez simpático (gracias también al arte interpretativo de la gran María Antonieta de las Nieves). Gio Infante ha recordado oportunamente este capítulo en el que el Sargento Refugio le pide matrimonio a Marujita con la potente frase “a mí no me importa que usted tenga un pasado, yo le estoy ofreciendo un futuro”, (37:48) y que, agrega mi querido amigo, es una línea bastante más digna de la forma en que nuestra propia televisión peruana ha tratado a las trabajadoras sexuales.

Yo le voy al Necaxa

En una entrevista a la revista Etiqueta Negra (“El último capítulo del Chavo del Ocho”, Número 16, año 3  ), Chespirito hace estas interesantes declaraciones.

chespirito declaraciones Etiqueta Negra

Y a partir de ello he recordado este delicioso capítulo donde el profesor Jirafales busca ayuda para enamorar a Doña Florinda y recurre a Don Ramón. Por ello, se quedan a solas en la casa de este último para practicar declaraciones de amor. Acá es donde aprendí que la frase “Yo le voy al Necaxa” significaba lo que significaba. El chiste de la secuencia es la insinuación de que Jirafales y Ron Damón son pareja o algo parecido, pero la comicidad no se sostiene de ningún modo en chistes grotescos sino en la clásica comedia de confusiones.

(a partir del 19:08)

Ahora imaginen este argumento desarrollado en un programa cómico peruano de la misma época. Ya, eso.

 

“Acuérdate que los poetas no son los únicos seres inútiles que existen en el mundo.”

“Los chifladitos” siempre fue mi secuencia favorita, porque sus diálogos llegaban a un nivel de absurdo que solo los maestros de la comedia logran con juegos de palabras e invectivas. En este capítulo, Chaparrón quiere ser poeta y Lucas lo hace entrar en razón con este delicioso diálogo (va a partir del 2:50) donde les da con palo a los poetas y otras profesiones bien vistas de la sociedad. Es imperdible. Sospecho que lo escribió en venganza contra los intelectuales que nunca le quisieron dar un sitio en la academia.

Luego de ciertas críticas a raíz de su muerte, parece una respuesta desde el más allá a los académicos que siguen mirándolo por encima del hombro.

– Oye, Lucas, ¿tú crees que sea útil ser poeta?

– Claro que sí, Chaparrón, si no ¿qué pretexto vas a encontrar para morirte de hambre?

– Sí, pero yo quiero decir: ¿tú crees que si hubiera más poetas la gente avanzaría con más seguridad por la vida?

– No, Chaparrón, para avanzar con más seguridad lo que hace falta es sincronizar los semáforos

– Estás en lo cierto, pero de cualquier manera para algo deben servir los poetas…

– Bueno, yo los utilizaría para disolver manifestaciones.

– ¿Para disolver manifestaciones?

– Sí. Chaparrón, ¿no te has fijado en cómo se desbarata una reunión en cuanto alguien se para a declamar un poema?

– Estás en lo cierto.

– Además, en esta época, ¿a quién le interesa que la luna sea blanca?

– A los del Ku Klux Klan.

– No, pero yo estoy hablando de gente no de animales. [..] Pero de cualquier manera tú no debes darte por vencido. Acuérdate que los poetas no son los únicos seres inútiles que existen en el mundo. También hay abogados, economistas, críticos de teatro, empresarios de boxeo; con el agravante de que el abogado te manda la cárcel, el economista te manda la bancarrota, el crítico de teatro te manda a la televisión y el empresario de boxeo te manda al manicomio, si no es que al cementerio. En cambio, los poetas a lo que más que pueden mandarte es al diccionario para que averigües qué fue lo que quisieron decir.

Gracias, maestro, y buen viaje.

Regina Limo

Nerd feminista y lesbiana. Escribo cuentos y teatro. Leo como descosida y colecciono juguetes. También puedes leerme aquí http://www.nexosrevista.com/search/label/Reina%20Decapitada Hueveo en Twitter como @reinadecapitada